La primavera de 1994 un grupo de masones andorranos impulsaron la creación de una logia propia, la primera del Principado, que dependía de la Gran Logia Nacional Francesa. Esta fue la semilla de la francmassoneria regular en el Principado de Andorra, que seis meses después veía como nacía su segunda logia. Cuatro años más tarde, las cuatro logias andorranas que había impulsaron la creación de la GLA.

Última notícia  

29Jun
Premio Gran Logia de Andorra

Premio Gran Logia de Andorra

by GranLogia  Comments (0)
2022 Por la festividad de San Juan Bautista, patrón de la Francmasonería, de tradición la Gran Logia de Andorra, desde el año 2007, concede anualmente el «Premio Gran Logia de Andorra al honor y la...